La Red de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León

La Red de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León

Castilla y León es una de las regiones europeas más extensas y con mayor riqueza natural. Su situación geográfica estratégica, con grandes contrastes y multitud de ambientes, ha permitido que podamos disfrutar en nuestros días de una extraordinaria diversidad biológica y paisajística a lo largo de sus más de 94.000 km2, que sirven a su vez de refugio para muchas especies amenazadas. 

Para garantizar la conservación de este inmenso patrimonio natural, en el año 1991 se creó la Red de Espacios Naturales de Castilla y León (REN). Esta Red, constituye una muestra representativa de los ecosistemas castellanos y leoneses en mejor estado de conservación, a la vez que ejemplos de desarrollo sostenible. 

Actualmente la REN se compone de 32 espacios naturales protegidos que destacan por sus valores ecológicos, geológicos y paisajísticos, y suman 800.000 hectáreas aproximadamente: 2 parques nacionales, 2 parques regionales, 13 parques naturales, 5 reservas naturales, 8 monumentos naturales y 2 paisajes protegidos. Esta forma de conservar la naturaleza integrando todo el territorio, de manera que los espacios naturales no sean zonas aisladas, enlaza y relaciona la REN con Natura 2000, la red de espacios protegidos de la Unión Europea. Ambas figuras de protección, junto con la Red de Zonas Naturales de Interés Especial conforman la Red de Áreas Naturales Protegidas (RANP), integrada en la Ley 4/2015, del Patrimonio Natural de Castilla y León. 

Respira Naturaleza en Castilla y León

La Naturaleza, a través de nuestros espacios naturales, se convierte ahora más que nunca en un lugar de disfrute, de reencuentro con nosotros mismos, espacio de salud y bienestar.  

El turismo sostenible en los más bellos rincones de la comunidad es una oportunidad al alcance de todos. Bosques, fauna, montañas, valles, lagos, cañones, senderos, miradores, pueblos con encanto y el encanto de sus gentes. 

Este modelo de desarrollo socioeconómico, garantizando la conservación de los espacios, contribuye igualmente a mejorar la calidad de vida de las poblaciones que en ellos vive, impulsando acciones que ponen en valor sus recursos naturales, históricos y culturales.

Siéntete protagonista en los espacios naturales protegidos de Castilla y León y respira naturaleza.