Centro de visitantes "La Fonseya"

Centro de visitantes "La Fonseya"

El contenido temático de la exposición ha recogido las sugerencias de los gestores castellanoleoneses del Parque Nacional, destinatarios finales del centro, y del ayuntamiento de Oseja de Sajambre, por entender que este enfoque facilitará una mejor integración local de la nueva infraestructura, permitiendo que los sajambriegos puedan sentirla como propia.

En este sentido hay que destacar la total implicación del personal del Parque, de las autoridades municipales e incluso de diversos vecinos, que han aportado material fotográfico, información, sugerencias e incluso objetos para la exposición.

A este respecto conviene citar también el llamado “Proyecto Raíces”, iniciativa local promovida por el ayuntamiento que se ha desarrollado en paralelo a la dotación del centro. Ha conseguido involucrar a unos 70 vecinos y ha permitido la recuperación de casi 3.000 topónimos del valle y la identificación cartográfica de los usos tradicionales practicados en este territorio hasta hace pocas décadas, todo ello en poco menos de un año. Por sus implicaciones ambientales, los resultados de este trabajo ingente se integraron en el proyecto de la exposición, a petición del alcalde de Oseja de Sajambre.

En el centro se ofrece información general sobre el Parque Nacional, que se ilustra a un nivel más detallado, siempre que ha sido posible, con ejemplos locales de los temas tratados. Así, por ejemplo, junto a la información general relativa a las formas kársticas subterráneas se muestran o citan también manifestaciones locales, como la sima o pozo de los Angustinos, etc.

La exposición incluye numerosos paneles informativos con textos y fotografías antiguas y modernas, interactivos, audiovisuales breves (9), maquetas (4), vitrinas con elementos corpóreos diversos –por ejemplo, reproducciones muy realistas de animales o plantas- (6) y un montaje audiovisual en el que se combinan imágenes reales y animación por ordenador con pintura y reproducciones robotizadas de gran realismo.

Por lo que se refiere a los contenidos específicos de la exposición, un primer espacio introductorio recoge información general sobre el Parque Nacional en la planta 0. A continuación, un audiovisual de unos 3’ introduce el hilo conductor del resto de la exposición (resto de la planta 0 y planta 1), basado en la transformación continua del paisaje a todas las escalas y a todas las velocidades, desde hace millones de años y hasta el momento actual.

Todos los contenidos básicos de la exposición están disponibles en español e inglés. En el caso de los paneles, por medio de audioguías que recogen el texto principal tanto en inglés como en español, lo que permite el acceso de los invidentes a dicha información. Existen versiones en castellano, inglés y con subtítulos en ambos idiomas de los audiovisuales que llevan locución.

En la planta -1 se sitúa la entrada principal del centro y el mostrador de recepción, así como los aseos y el acceso a la zona de administración (dos despachos) e instalaciones.

La función de esta planta es informativa, ya que en ella se proporciona información general sobre la Red de Parques Nacionales, sobre las rutas de montaña oficialmente reconocidas en el Parque Nacional de los Picos de Europa (PNPE), sobre algunos espacios naturales de montaña existentes en Castilla y León y sobre los principales puntos de interés que pueden visitarse en Sajambre. Cuatro monitores situados frente al mostrador de recepción alojan dos interactivos dedicados al patrimonio arquitectónico rural sajambriego y a las principales rutas avaladas por el PNPE que pueden recorrerse en el valle.

Contenidos de planta 0

La planta 0, situada al nivel de la calle principal de Oseja (N-625) muestra información general sobre el PNPE (declaración, principales valores geológicos, botánicos y faunísticos). Los principales puntos de interés paisajístico del Parque se proyectan sobre una maqueta, mientras que un monitor situado sobre la misma muestra imágenes de estos lugares de manera sincronizada.

Esta parte dedicada a la información general sobre el PNPE se cierra con un montaje audiovisual de 3’ en el que se combinan imágenes reales y animación por ordenador con pintura y reproducciones robotizadas de gran realismo, para simular un recorrido desde las gargantas más profundas del Parque en Oseja (desfiladero de Los Beyos) hasta las más altas cumbres.

A continuación, otro audiovisual de unos 3’ introduce el hilo conductor del resto de la exposición, basado, como ya se ha dicho, en la transformación permanente del paisaje, transmitiendo una concepción dinámica de la conservación de sus valores cambiantes.

En el resto de esta planta, diversos paneles y maquetas inciden en los cambios más antiguos, lentos e inapreciables, pero no menos trascendentes, como los derivados de procesos geológicos: formación de la cordillera –que se explica en un audiovisual de 3’-, glaciarismo, karstificación superficial y subtérranea, excavación de las gargantas de los principales cursos de agua, destacándose el muy próximo desfiladero de Los Beyos, etc. La práctica del alpinismo, íntimamente asociada a los abruptos relieves de estos macizos y, por lo tanto, a su geología, y las pioneras investigaciones geológicas de Gustav Schultze en 1906 y 1907 se destacan también en sus correspondientes paneles.

Contenidos de planta 1

Los materiales recogidos en la planta 1 desarrollan aquellos aspectos de la transformación del paisaje más relacionados con los seres vivos y, muy destacadamente, con la actividad humana, determinante desde hace más de 4.000 años. Para ello, un gran mueble-vitrina situado en el espacio central estructura la exposición y permite organizar su recorrido sin perder de vista en ningún momento la vistosa cubierta de madera laminada del edificio.

Desde aquí, la exposición muestra en primer lugar testimonios de la ocupación del espacio por los primeros pobladores comarcanos, así como la inevitable transformación del paisaje a que dio lugar, cristalizada en modelos sostenibles de utilización del territorio e intercambio de productos con el exterior que alcanzaron su madurez ya en la Edad Media y se mantuvieron relativamente estables hasta la crisis demográfica y productiva que se inició en el siglo XIX. Un audiovisual dramatizado de 3’ destaca la importancia local de la “senda del arcediano”, vía de comunicación que atraviesa Sajambre de sur a norte y cuyo trazado debe mucho a la generosa contribución de un eclesiástico nacido en el valle a finales del siglo XVI. En él se destaca su relevancia técnica, la belleza de los parajes que recorre y su potencialidad montañera y turística actual.

Diversos paneles y maquetas proporcionan información e imágenes antiguas y modernas sobre la vida y las modalidades tradicionales de aprovechamiento forestal y ganadero en Sajambre, mostrando la organización del territorio a que dieron lugar. La cartografía que la refleja es uno de los resultados del “Proyecto Raíces”, anteriormente mencionado. La estrecha relación entre el hombre de estos valles y la madera se destaca en una vitrina dedicada a mostrar los diferentes usos tradicionales de las diversas especies forestales existentes en Sajambre.

Otra vitrina, que contiene una maqueta de la escuela fundada por el indiano Félix de Martino en Soto de Sajambre, ilustra la circunstancia histórica de la emigración, consecuencia más evidente de la crisis demográfica que se inició en el siglo XIX, así como el nuevo escenario tecnológico y socioeconómico que se abrió casi en paralelo, haciendo más accesibles y frecuentados estos territorios por visitantes foráneos, especialmente a partir de la construcción de la carretera de Los Beyos, tratada en el panel correspondiente, y, por supuesto, de la declaración del Parque Nacional.

El resto de la planta 1 está dedicado a poner de relieve los muy notables cambios paisajísticos que se han registrado en la región a lo largo de los últimos 60-70 años, derivados del envejecimiento y la pérdida de la población rural, así como del abandono de los usos agrarios tradicionales. Para ello se proporcionan algunas claves en materia de ecología, estructura y dinámica del bosque y se explican las pautas de ocupación del paisaje por las diferentes especies forestales y formaciones vegetales en general.

En otros paneles se enfatiza, por medio de fotografías comparativas, la magnitud de la expansión del bosque a costa de otras cubiertas vegetales dependientes de la actividad humana, como los prados, y la repercusión de este avance sobre otros elementos del medio. Un atril situado junto al gran ventanal que flanquea la escalera permite comprobar estos cambios en el propio paisaje que se divisa desde el edificio.

Un juego de preguntas y respuestas pretende fijar ideas sobre los contenidos de la exposición, que se cierra con cuatro paneles en los que se recoge la toponimia sajambriega rescatada en el Proyecto Raíces: casi 3.000 nombres de lugares de extraordinario valor topográfico, agrario, etnográfico, botánico, faunístico, lingüístico e incluso arqueológico. Un audiovisual de 3’ explica las líneas generales del proyecto, cómo se gestó y cómo se ha llevado a cabo.