Casa del Cangrejo de río

Casa del Cangrejo de río

“Erase una vez un cangrejo de patas blancas que vivía tranquilo en su río de aguas limpias y frescas, lleno de comida y refugios...”

Así comienza nuestra visita a la Casa del Cangrejo de Rio un edificio multidisciplinar concebido como lugar de interpretación y refugio del cangrejo autóctono o cangrejo de patas blancas, a la vez que sirve de centro de recepción de turistas punto de exposiciones y bar-restaurante.

El cangrejo autóctono es una especie protegida, considerada “Vulnerable” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Pieza fundamental del ecosistema de ribera, este pequeño crustáceo, ha disminuido sus poblaciones llegando casi a desaparecer en nuestra Comunidad debido a la alteración de los cauces de los ríos, la calidad de las aguas y sobre todo a la introducción de especies exóticas como los cangrejo señal y americano, portadores de enfermedades que han relegado las poblaciones autóctonas a zonas aisladas.

A una pequeña escala, pero con un gran realismo, se representa en el centro de la exposición este ecosistema de ribera en sus tramos alto, medio y bajo del río. Aquí, la vegetación y animales como nutrias, lavanderas, tritones, truchas y bermejuelas, hacen de fieles acompañantes de nuestros protagonistas, los cangrejos autóctonos, los cuales se podrán observar mientras deambulan en busca de comida y refugio por el fondo del lecho del acuario.

Envueltos por el sonido del río, podremos observar los documentales donde se muestran los hábitos y costumbres del cangrejo autóctono. Desde impresionantes luchas entre cangrejos por la conquista de una hembra, hasta la dura batalla de un solitario cangrejo por librarse de su propio “caparazón”, serán mostradas en grandes pantallas e interesantes juegos interactivos que nos irán desvelando las curiosidades del Cangrejo.

Punto obligado de la visita es el bar-restaurante, donde su cocina nos sorprenderá con platos típicos y tradicionales, con productos de la zona y marca Tierra de sabor, que harán las delicias de una visita en la que el protagonista será este pequeño crustáceo, joya que entre todos debemos preservar para que continúe existiendo en nuestros ríos.

Todo ello con una localización en unentorno inmejorable a las orillas del río Burejo, con un diseño del edificio pensado en la sostenibilidad, la Casa del Cangrejo de río aprovecha las condiciones ambientales y aplica las tecnologías actuales con el objetivo de conseguir una óptima eficiencia energética.